rx online

En nuestra clínica hemos realizado y vamos en camino de generalizar el proceso conocido como tratamiento con plasma rico en factores de crecimiento, desarrollado por BTI. Dicho tratamiento se utiliza en diferentes especialidades médicas como la odontología, traumatología, dermatología, oftalmología, medicina deportiva y medicina estética, entre otras.

La medicina regenerativa tiene como objetivo utilizar los propios recursos de nuestro organismo para regenerar tejidos y recuperar funciones dañadas. Hoy en día es posible potenciar la capacidad del cuerpo humano para curarse a sí mismo, por eso con este tratamiento somos capaces de concentrar y extraer de la sangre las proteínas que desempeñan una función esencial en los procesos de reparación de los tejidos.

A continuación os mostramos un caso real donde hemos utilizado esta técnica con un gran éxito:

Paciente mujer de 59 años,acude con un proceso infeccioso crónico en pieza 14 q fistuliza hacia vestíbulo, en la radiografía periapical observamos posible fractura radicular y se decide exodoncia e implante inmediato.Este es un caso en el que se usó el sistema Endoret para tratar de solucionar la falta de la pared vestibular y rellenar el defecto óseo.

Después de realizar la exodoncia de la pieza 14 y de la limpieza exhaustiva del alvéolo mediante legrado procedimos a la preparación del lecho implantario.

En esta imagen ya vemos la fresa de guía para realizar la preparación del lecho del implante después de haber realizado una limpieza exhaustiva de la futura zona implantaria.

En esta radiografía vemos el implante posicionado con el pilar colocado. Además de la colocación del Plasma Rico en Factores de crecimiento (PRF) que se obtuvo  a partir de la propia sangre del paciente porque estimula el proceso de regeneración de los tejidos , acelera la integración del implante en el hueso, disminuye la inflamación y el dolor, se obtiene una estabilidad mas alta, mejorando el post operatorio y reducción del riesgo de complicaciones post quirúrgicas.

En esta imagen podemos ver como se encuentra la zona a la semana de la intervención, donde se le colocó una corona provisional sobre un pilar del implante.

Control a los 3 meses de la intervención donde se observa una buena oseointegración .

Control a los 4 meses.

Aquí  vemos el resultado final con la corona definitiva a los 6 meses de la intervención.

El implante es de BTI  3,75 x 11.5 de conexión interna.

Queremos dar las gracias a nuestra paciente por dejarnos publicar su caso en nuestra web.

En el próximo blog os mostraremos imágenes no radiológicas del tratamiento.